Four Lions: “La mayoría de las fábricas están haciendo hincapié en atender a un nicho de mercado que ya tenemos”

El modelo de fábrica con brewpub es uno de los preferidos por muchas pequeñas cerveceras, ya que permite controlar el canal de distribución y reducir márgenes. Este es proyecto que tenían en mente en Four Lions Brewery. “La idea surgió de Paco, Miguel y Pablo”, cuenta Gerardo Otero, el cuarto componente de la cervecera, en una entrevista concedida durante BeerMad. “Nos gusta ir a Londres y visitar pubs y nos dimos cuenta de que en León no había nada parecido”, recuerda. Lo que querían estos ‘cuatro leones’ era “tener el tipo de local que tanto nos gusta visitar en Reino Unido pero en León: un sitio cómodo, con muchos grifos de cerveza elaborada en el sitio, comida rica y, sobre todo, amplio y en el que pudiera estar toda la familia”.

Consiguieron materializar esta idea, aunque llevó su tiempo: 18 meses de proyecto y obra. “Fue mucho esfuerzo. Ahora me pongo a pensarlo y no sé cómo llegamos a abrir”, reconoce Otero. Durante esta fase inicial, los principales problemas fueron económicos. “Si normalmente la inversión de una fábrica es elevada, la inversión de una fábrica más local, aún más”. En este caso, además, el local está en el centro de León, muy cerca de la catedral, con las restricciones habituales de ruidos y licencias. “Un brewpub tiene que ser, en la mayoría de los casos, céntrico, porque es la manera de amortizarlo en el menor periodo de tiempo”. Para ello, debe “estar bien ubicado” y contar con un local grande, lo que eleva la inversión. Por este motivo, eligieron un local que llevaba en desuso desde la posguerra y que necesitó una reforma integral.

Lo innovador de este tipo de negocio también originó problemas burocráticos. “Nos pilló en una época en la que nadie sabe lo que es un brewpub, nadie sabe cómo concederte la licencia” y además “Sanidad tampoco entiende lo que quieres hacer porque no conciben que lo que se fabrica se sirva en el sitio”. De hecho, intentaron aplicarles la misma normativa que a los mataderos, según la cual no puede haber una única puerta por la que entre el producto en bruto o la materia prima y salga el producto final. “Eso más o menos se aplica a toda la industria alimentaria y nos lo quisieron aplicar a nosotros”, recuerda Otero. En su caso tienen una puerta a la fábrica en el pub, por la que “entran grano, levadura y lúpulo y salen barriles terminados de cerveza. No tiene nada que ver”.

Para Four Lions, la principal ventaja de este modelo de negocio es que garantiza que la cerveza se encuentra siempre “en las condiciones que quieres servirla”. “Tenemos la cerveza siempre fresca, el pub tiene una rotación altísima, nos permite jugar con los estilos que nosotros queremos y, sobre todo, en las mejores condiciones”, es decir, “siempre refrigerada, presión constante, control exhaustivo, líneas limpias, un montón de grifos y todo de la casa”. Obviamente, otra ventaja es que se quedan con todo el margen de beneficios.

DSC_0517Además del brewpub en León, Four Lions cuenta con Vacceo Craft Beer en Valladolid, “un local no dirigido especialmente al público cervecero” con diez grifos. La idea es que el consumidor “vaya probando y descubriendo lo que hay”. También colaboran con la pizzería Scaletta 5 en Gijón, que tiene cinco grifos en los que se sirven las cervezas de Four Lions.

Crear cultura cervecera

En vista de la evolución reciente del sector cervecero, “está claro que está creciendo un montón”. Sin embargo, “la mayoría de las fábricas están haciendo hincapié en atender a un nicho de mercado que ya tenemos”. “Creo que nos estamos olvidando del resto de consumidores, que son los que todavía no toman IPA y es por los que habría que empezar a enganchar”, opina Otero.

Esta cervecera ve día a día las preferencias del público en sus locales. “En el pub seguimos teniendo como top de ventas nuestra lager y nuestra cerveza de trigo”, si bien es cierto que se ha incrementado el consumo de otras cervezas, como la IPA. En Valladolid, las más vendidas son lager, trigo y brown ale, mientras que  la estrella en Gijón es la APA. “En Four Lions nunca ves la palabra ‘artesana’, simplemente es una cervecería que hace su cerveza, que está muy rica y que ofrece un amplio abanico de estilos y, al final, lo que más vendemos es lager, trigo, IPA y brown ale y, de esas cuatro, en el sector craft, sólo encuentras IPA, porque es difícil encontrar lager, trigo ya ni te cuento y una brown ale inglesa ya ni hablamos”.

“Igual tendríamos que centrarnos un poco más en producir o en intentar expandir la cultura de la cerveza y no centrarnos tanto en autosatisfacer a nuestro sector”, reflexiona Otero. La clave está en “intentar captar a un sector que todavía no hemos captado” empezando por los estilos más accesibles y después “ir enganchando con otros estilos”. “Eso es lo que ayuda a crear cultura cervecera, no pinchar diez IPAs”.

En cuanto a la situación del sector cervecero en España, el modelo a seguir es, una vez más, Estados Unidos. “Si la gente se centrase, como han hecho los americanos, en cerveza local, sí habría sitio para todos”. El ejemplo para Otero es cómo funcionan las marcas locales vascas, que venden mucho en sus propios locales. “Si nos centrásemos más en hacer birra local en lugar de expandirnos a distribuir en toda España, la cultura cervecera crecería mucho más rápido”, insiste. Además, este planteamiento tiene dos ventajas: “Creas mucha cultura local y te da una muy buena base económica para luego tomar decisiones de expansión, porque ya eres fuerte en casa y tienes una base para crecer”. “En Madrid no hay locales para vender 500 marcas de cerveza, sobre todo cuando ya hay marcas locales que están muy fuertes”, agrega.

De cara al futuro, los planes de Four Lions son “abrir algún local más, crecer como fábrica y, sobre todo, seguir como estamos ahora”. Quieren “seguir estableciendo el canal de distribución” y, si es posible, mudarse a una fábrica más grande “en algún momento no muy lejano”, porque la actual se queda pequeña. “Teníamos un proyecto para estar en León y alrededores y ahora es León, alrededores y toda España”. En cualquier caso, su modelo sigue siendo la distribución directa al consumidor, que les permite dar “servicio más personalizado, todo más fresco y controlar todo” pero también es más complicado y más caro. “El problema que tiene la cerveza es que, para crecer un poquito, necesitas mucho más”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: