Heineken compra el 51% de La Cibeles

La semana ha empezado fuerte en el panorama cervecero. Este mismo lunes, se hacía pública la adquisición por parte de Heineken del 51% del capital de La Cibeles con el objetivo de ganar presencia dentro del segmento artesanal. La operación está “satisfactoriamente cerrada por ambas partes” y convierte a Heineken en accionista mayoritario.

Según el comunicado que han publicado los medios, La Cibeles mantendrá la independencia en su gestión, a pesar de la participación mayoritaria. Esta operación está vinculada al crecimiento de la cervecera madrileña, ya que le permitirá mejorar su distribución y exportación. Entre otras acciones, se ampliarán las instalaciones de La Cibeles, que actualmente cuenta con una producción de 5.000 hectolitros.

Captura de pantalla 2018-12-04 a las 22.28.53.png

Esta operación no es un hecho aislado en el historial de Heineken. La cervecera holandesa ya compró a la californiana Lagunitas en dos fases. En España, el grupo ya ha intentado un acercamiento la estética artesana con La Fábrica en Málaga. Dentro de las operaciones que se han realizado en nuestro país, recuerda a la entrada del grupo Mahou San Miguel en Nómada en 2016. “¿Por qué se ve como algo negativo tener un porcentaje más o menos participado por otra empresa del sector? ¿Y por qué no es negativo ser participado por un crowdfunding o por un fondo de inversión extranjero que te está pidiendo rentabilidad?”, señalaban desde Nómada en una entrevista publicada recientemente en este blog.

Este tipo de compras no sólo se producen en el sector cervecero, son una práctica común para muchas grandes empresas. Cuando las posibilidades de ganar cuota de mercado se reducen o una compañía grande quiere entrar en un segmento en el que aún no tiene presencia, una de las principales opciones es comprar una empresa más pequeña que ya esté posicionada en el terreno al que se quiere acceder.

Efectos de la operación

La primera consecuencia visible de la entrada de Heineken en La Cibeles ha sido la salida de David Castro de la presidencia de la Asociación Española de Cerveceros Artesanos Independientes (AECAI). Obviamente, si una cervecera tiene una participación mayoritaria de un gran grupo internacional, ya no es independiente. El sustituto de Castro al frente de este organismo es Javier Donate, de la cervecera Dawat, hasta entonces vicepresidente de AECAI. Según un comunicado remitido por la propia asociación, el relevo se produce tras la renuncia de Castro y “en la próxima asamblea general de AECAI se abordará la reestructuración de la junta directiva”.

En una entrevista distribuida a finales de julio de 2018 por AECAI, Castro hizo referencia a los movimientos de las grandes cerveceras, que están “utilizando terminología difusa y, también, están comprando marcas tradicionales u otras cerveceras artesanas”. Este cervecero ya apuntaba en cierta manera a la conveniencia para las pequeñas cerveceras de contar con el apoyo de un gran inversor: “Es cierto que la mayoría de los cerveceros no hemos tenido los recursos adecuados para desarrollar y evolucionar nuestras recetas. Pero sé que esos recursos llegarán, tarde o temprano, ya sea por caja o porque venga un inversionista o contemos con los socios adecuados”.

También citaba “el ejemplo de cerveceras que son adquiridas por grandes grupos cerveceros, como en EEUU, con casos donde se ha abandonado la independencia y la compañía ha ido creciendo y ha sido positivo, pero también hay otros casos negativos, donde se ha comprado la cervecera artesanal con la intención real de cerrarla, cargarse la marca y quitarte un competidor”. “Esto no es ni blanco ni negro, y creo que lo importante es informar al consumidor de lo que realmente hay en la botella desde el punto de vista del producto, con un correcto etiquetado”, añadía.

“El gran cervecero trata al artesano como la competencia que somos, porque lo que queremos es vender cerveza. Pero ojo, no somos antagonistas entre nosotros, sino que el antagonismo nos viene implícito por la situación del mercado y por las reglas del juego que han marcado los seis grandes grupos cerveceros que copan el mercado. Y esas reglas, al final, son continuistas, donde el que tiene más dinero es el que gana”, señalaba en otra respuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: