Anthony Bourdain y los “esnobs” de la cerveza

El chef y estrella de la televisión Anthony Bourdain, conocido por su programa de viajes, ha recibido críticas en numerosas ocasiones por su actitud hacia la cerveza y el vino. En una entrevista publicada en Thrillist dos días antes de su muerte, el periodista John Sellers preguntaba al chef estadounidense si eran muy frecuentes los ataques a través de Internet por parte de los “esnobs de la cerveza”. Esta fue la respuesta del chef:

“Mucho. Diría que las críticas más furiosas que he recibido de la gente sobre los programas son cuando bebo cualquier cerveza fría que esté disponible en un lugar concreto y no la mejor cerveza por allí. Ya sabes, no he hecho el esfuerzo de bajar diez calles a la microcervecera donde hacen alguna jodida Mumford and Sons IPA. La gente se empeña en eso. Pero mira, me gusta la cerveza fría. Y me gusta pasar un buen rato. No me gusta hablar sobre cerveza, sinceramente. No me gusta hablar de vino. Me gusta beber cerveza. Si me traes una realmente buena, una buena cerveza artesana, la disfrutaré, y lo digo. Pero no la voy a analizar.

Estuve en San Francisco y estaba desesperado por una cerveza, y entré en este sitio. Pensé que era un bar viejo. Y me senté, miré y me di cuenta de que había una amplia selección de cervezas de las que nunca había escuchado. Lo cual está bien. Vale, estoy en alguna especie de brew pub. ¿Qué está bien? Pero miré alrededor: el lugar estaba lleno de gente sentada allí con cinco vasos pequeños enfrente, llenos con cervezas diferentes, tomando notas. Esto no es un bar. Esto es una puta invasión de los ladrones de cuerpos. Esto está mal. Esto no es un bar. Un bar es ir a achisparse un poco y alterar los sentidos placenteramente, y pasar un buen rato, e interactuar con otra gente, o tomar malas decisiones, o sentirte mal sobre tu vida. No es sentarse ahí a analizar la cerveza. Es antitético.

Es lo mismo – me he sentado a mesas en las que alguien está está tomando un vino fantástico, que te cambiará la vida, tras otro. Pero, ya sabes, sólo dame el nombre, dime de dónde es y ya está. No  hace falta saber qué hay en la colina, quién plantó las uvas o que fueron trasplantadas. No lo necesito. Ya me lo bebí, tío. Simplemente no me importa”.

A continuación, el periodista preguntaba por la diferencia entre los “esnobs de la cerveza” y los “esnobs de la comida”, a lo que Bourdain se limita a decir que “el esnobismo está mal, punto”. Al ser preguntado sobre si los esnobs de la cerveza son más extremos, Bourdain respondió:

“Creo que las expectativas de la gente sobre mí, en cuanto a lo que estoy comiendo, ya son bastante bajas. Creen que soy un personaje conocido, que soy una cita barata, que me gustan los fideos callejeros mucho más que cualquier cosa. Pero creo que de alguna manera esperan que tenga mejor gusto en la cerveza que cualquier botella verde genérica que pille. Y ven que me apasiona la comida, ¿por qué no me apasiona la cerveza? Simplemente no”.

Puedes leer la entrevista completa en este enlace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: