Cervezas distintas

La aparición de nuevas demandas entre los consumidores de cerveza ha hecho que se amplíe también la variedad de productos que los fabricantes ponen a su disposición. El mundo ya no se divide en “cerveza normal” y “cerveza sin alcohol”, sino que han aparecido muchos otros productos.

Uno de los retos a los que se han enfrentado los fabricantes es la creación de cerveza sin gluten. Igual que ha ocurrido en otras ramas del sector de la alimentación, las cerveceras han decidido lanzar productos para los consumidores celíacos o con intolerancia al gluten utilizando maltas que no lo contengan (este artículo explica el proceso y los cereales que se pueden emplear). Dentro de esta variedad, hay tanto cervezas industriales – Daura o Ámbar, por ejemplo – como artesanales – Espiga, Suria de La Pirata, The Walking Celiacs de La Calavera o Vagabond Pale Ale de BrewDog, por citar algunas -, si bien es cierto que aún no están demasiado extendidas.

También hay un nicho en los consumidores veganos, aunque personalmente considero que no afecta tanto a la producción de cerveza. Claro que hay marcas de cerveza que se etiquetan como veganas, pero lo cierto es que la inmensa mayoría de la cerveza que se fabrica se puede considerar cerveza vegana, ya que no emplea ningún elemento de origen animal. La excepción es el filtrado con cola de pescado, pero este proceso lo utilizan muy pocas marcas y algunas de las que lo hacían, como Guinness, ya han dejado de hacerlo.

Otro elemento que los consumidores están demandando es una amplia variedad de estilos y tipos de cervezas. No sé si es impresión mía, pero últimamente se están viendo cada vez más cervezas con cereales distintos a la cebada y el trigo (el arroz y el maíz que utilizan muchas marcas para abaratar costes no cuentan) y optan por la avena o el centeno (si os fijáis en las etiquetas de algunas cervezas, veréis que cada vez es más común ver ‘oatmeal’ o ‘rye’). El aumento que han sufrido los precios de la cebada y el trigo han servido para impulsar a los cerveceros a incorporar otros cereales, creando una mayor variedad de productos disponibles.

Por último, quiero mencionar una tendencia que ya estaba presente pero se está extendiendo cada vez más: la cerveza envejecida en barrica. Casi todas las marcas artesanales lo estaban haciendo, ya que se ve como un elemento de calidad, pero se ha extendido hasta el punto de que incluso Mahou ha lanzado una gama de cervezas envejecidas en barricas de roble.

Todas estas tendencias son en parte consecuencia de la competencia que hay en el sector de la cerveza. Las marcas buscan, por un lado, diferenciarse y, por otro, conseguir llegar al máximo número de consumidores, por lo que la innovación en nuevos productos se ha convertido en un elemento cada vez más presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: