¿Qué pasa con la cerveza sin alcohol?

Ya he comentado alguna vez que, a pesar de que España es un país donde el consumo de cerveza está muy extendido, la cerveza que se consume es, en líneas generales, muy similar. Para el primer post del año, tengo un dato más que añadir a este breve resumen del perfil cervecero de España: es el país europeo en el que se bebe más cerveza sin alcohol.

El consumo de este tipo de cerveza asciende al 15% y se puede encontrar en un 96% de los bares, según una noticia que encontré hace unos días en un diario económico. La versión de la noticia publicada en la web dice que el aumento del consumo de cerveza sin alcohol se debe a motivos relacionados con la vida saludable. En la edición impresa, decidieron poner este subtítulo que no necesita comentarios adicionales y tampoco viene explicado en el cuerpo del texto, que es el mismo en las dos versiones:

cincodias

Está claro que este segmento es rentable para los fabricantes de cerveza cuando las grandes marcas apuestan por este producto, llegando incluso a lanzar distintas variedades como cerveza sin alcohol de trigo o negra. Sin ir más lejos, Mercadona lanzó hace unos meses su propia cerveza 0,0, fabricada por Heineken en la misma planta de donde sale la Buckler.

En cuanto a aberraciones como la cerveza supuestamente isotónica, ya tuvo su propia reflexión en este blog, que podéis rescatar aquí. Con este tipo de producto, al igual que las 0,0 de sabores (manzana, por ejemplo), se trata a la cerveza sin alcohol como un refresco más que como una variedad de cerveza, creando una contradicción entre lo que dicen las grandes marcas y lo que colocan en los supermercados.

Personalmente, creo que las marcas deberían trabajar este tipo de productos un poco más y tratarlos mejor si realmente quieren apostar por ellos. Lo digo desde mi propia experiencia: hace bastante tuve que estar un tiempo sin beber alcohol durante una temporada por una cuestión médica y me costó mucho encontrar cervezas sin alcohol con un sabor pasable.

La cerveza sin o 0,0 se bebe como sustituto de la cerveza normal en situaciones en las que no se puede beber alcohol: cuando se están tomando medicamentos, personas que por problemas médicos tienen prohibido el alcohol, mujeres embarazas o en periodo de lactancia, conductores… ¿No sería mejor ofrecerles un producto más cuidado y más parecido a la cerveza en vez de un refresco isotónico o de sabores?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: