Las pequeñas cerveceras, ¿en peligro?

(editado)

En un post anterior planteaba una pregunta: ¿hay mercado en España para tantas marcas de cerveza? Pues parece ser que no, ya que una de cada cinco cerveceras españolas presenta un riesgo elevado de impago.

Aunque los datos muestran que el sector cervecero en general goza de una buena salud, lo cierto es que aún está intentando recuperarse de la crisis y todavía no ha regresado a los niveles previos. También hemos visto lo rápido que está aumentando el número de nuevas marcas, aunque la producción apenas se mueve de un año a otro.

Pero lo más preocupante es la situación que viven muchos fabricantes. Según un estudio de Iberinform, el 19,9% de los más de 300 fabricantes que hay en España se encuentra en una situación de riesgo de impago entre elevado y máximo, mientras en otros sectores la cifra se sitúa entre el 8% y el 12%. Según declaraciones de Iberinform citadas por El Mundo, la facturación de las cerveceras con un riesgo elevado (excluyendo el grupo con riesgo máximo) “se muestra razonablemente estable, evidenciando pérdidas acumuladas a lo largo de la crisis”.

La caída del consumo interno en los últimos años y el hecho de que, con motivo de la crisis, los consumidores hayan decidido prescindir más del ocio, han supuesto un golpe del que muchas compañías aún no se han recuperado. De hecho, el “mal comportamiento anterior” de la demanda doméstica “ha provocado que gran parte de esta bolsa de empresas en riesgo de impago se encuentre en esta situación”.

El riesgo de impago acecha sobre todo a las pequeñas cerveceras de más de cinco años, según el estudio. Las seis grandes (Mahou San Miguel, Heineken, Damm, Hijos de Rivera, Compañía Cervecera de Canarias y La Zaragozana) acaparan un 99,5% de la producción, por lo que más de 300 pequeñas cerveceras deben enfrentarse por el 0,5% restante. Además, las pequeñas marcas no tienen el salvavidas de la exportación para cubrir la caída de demanda interna, una opción que sí han podido explotar algunas de las grandes, que han hecho que las exportaciones aumentaran por sexto año consecutivo en 2015 hasta alcanzar los 2,3 millones de hectolitros, un incremento del 28,6%.

Está claro que las microcerveceras se encuentran en una situación de desventaja frente a las grandes. Estas últimas son compañías consolidadas que controlan los canales de distribución y cuentan con una estructura optimizada de costes pero eso no quiere decir que se vayan a llevar por delante a las más pequeñas.

Las marcas pequeñas no compiten dentro del mismo segmento que las grandes, un segmento que además todavía no se ha consolidado entre los consumidores y que en ningún caso va a acaparar una gran cuota de mercado (en Estados Unidos, las ‘micro’ suponen el 12%). Aunque no son alarmantes, los datos de riesgo de impago nos están diciendo algo: en esta fase inicial, todavía tienen que crearse, cambiar de manos y desaparecer muchos productores hasta que las marcas más potentes o que mejor sepan sacar adelante su modelo de negocio puedan sobrevivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: