La cerveza como inversión

No olvidemos una cosa: la cerveza es un negocio (y además muy lucrativo) y el objetivo de las grandes compañías cerveceras es ganar dinero y obtener beneficios. Pero no sólo las compañías sacan tajada de su buen funcionamiento económico.

Sin ir más lejos, durante el proceso de fusión de AB InBev y SABMiller varios fondos de inversión se han interesado por hacerse con algunas de las marcas que deben salir del grupo para conseguir la aprobación de los reguladores antimonopolio. Y este interés es sólo una muestra del atractivo que presenta el sector cervecero desde el punto de vista económico y financiero.

Entre los grandes grupos mundiales, el más atractivo para los inversores es Heineken. Este gigante cervecero cotiza en bolsa y además está respaldado por las recomendaciones de los principales analistas, que ven un potencial de revalorización de hasta el 25% para sus acciones.

¿Por qué Heineken? Aunque AB InBev y Carlsberg cuentan con un mayor volumen de negocio, lo que también les da menos margen de crecimiento, y son menos atractivas para los inversores porque además sus previsiones de ingresos son peores. Mientras que para Heineken está previsto un crecimiento del 1% este año, en el caso de AB InBev los pronósticos apuntan a que habrá un retroceso del 3,5% y para Carlsberg se espera una caída del 2,3% en sus ingresos anuales.

Tampoco ayuda en la percepción de los inversores la fusión de AB InBev y SABMiller, ya que estos procesos se suelen percibir como un riesgo para la compañía compradora. Teniendo en cuenta todos estos datos, Heineken se perfila como la más estable entre las cerveceras europeas, pero también la más “barata” en cuanto al precio de sus acciones en proporción con sus beneficios. No obstante, no es la más “rentable” para el accionista, ya que el dividendo que AB InBev reparte entre sus accionistas es más elevado.

La bolsa no es la única vía para invertir en cerveza. Algunas compañías han optado por financiarse a través de la emisión de participaciones en el capital de la empresa. Es el caso de (cómo no) BrewDog, que actualmente se encuentra en una nueva ronda de financiación de su programa Equities for Punks. En esta ocasión, el objetivo es captar 50 millones de dólares (algo menos de 44,5 millones de euros) para financiar su expansión a Estados Unidos y el proceso está vigilado por la SEC, el regulador del mercado financiero estadounidense.

Según los datos publicados en su web, ya cuentan con 46.000 accionistas en todo el mundo sumando todas sus campañas de financiación, pero en este caso los beneficios parecen más cerveceros que financieros: la web no aclara si el inversor va a recibir un retorno económico pero sí ofrece una larga lista de ventajas como descuentos, cervezas de edición limitada, tours o acceso a un área exclusiva para accionistas en la web, más en la línea de un club de cerveza que de una inversión financiera tradicional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: