¿Cerveza para mujeres?

Chicas, estamos de enhorabuena, porque una marca de cerveza artesanal mallorquina se ha apiadado de nosotras y ha tenido a bien hacer una cerveza para mujeres. Ya podemos beber cerveza… Espera, que ya lo hacíamos.

Llegué a esto a través de una mención en Twitter (mil gracias, cómo me cuidáis el blog):

 

No sé qué pasaría por la cabeza de la gente de Sargantana cuando tuvieron la ideaca (porque el concepto va más allá del término “idea”) de crear un producto “para mujeres” llamado Sargantana Woman. Además de herir sensibilidades y quedar fatal de cara al público, creo que hay más errores en este planteamiento.

En primer lugar, las mujeres que beben cerveza del segmento artesanal no necesitan un producto diferenciado porque ya están consumiendo ese tipo de cerveza. Es más, si consumen este tipo de cerveza, es porque no quieren una cerveza “floja” (ésta en concreto es una pilsen de 3,5 grados).

En segundo lugar, afirmar que un producto específico es “para mujeres” da a entender que el resto no lo son. De nuevo estamos entrando en el error de ahuyentar a un segmento del público potencial. Podemos pasar por alto ciertos diseños de producto (me viene a la mente esta etiqueta), porque tampoco hay que ofenderse por cualquier cosa, pero ideas como la “cerveza para mujeres”, lejos de atraer a este público, va a conseguir alejarlas más del sector.

Además de la cerveza Woman, Sargantana cuenta en su cartera de productos con Queen, una pilsen de 4 grados con la bandera arcoiris como etiqueta.

No voy a entrar en la valoración del producto, porque no es el tema de este blog (ya lo he comentado en otras ocasiones) ni he probado nada de esta marca. Si lo que querían era notoriedad, a lo mejor han conseguido que mucha gente se fije en ellos, aunque no para bien. Con la competencia que hay en el terreno de la cerveza artesanal, con nuevas marcas apareciendo continuamente, hay que cuidar mucho qué se comunica y cómo se comunica.

Es probable que muchas de las marcas de este segmento que están fabricando ahora no duren más de unos pocos años. Si ya es difícil luchar contra los problemas habituales a los que se enfrenta una pequeña empresa, no digamos ya si a eso se suman decisiones de este tipo, que alejan a los potenciales consumidores.

 

También te puede interesar: Cerveza y política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: