Bebiendo cerveza en Portugal

Pues no, no he abandonado mi blog, ni he sufrido ningún terrible contratiempo que me haya impedido actualizar en más de dos semanas, simplemente me he ido de vacaciones y he estado por ahí de pingos. Pero ya estoy de vuelta y voy a resumir un poquito lo que he estado haciendo, queridos lectores.

Como bien habréis deducido por el título de este post, he pasado unos cuantos días en Portugal. Y he bebido cerveza allí, claro. No mola tanto como la visita a Lagunitas del año pasado, pero también he encontrado cosas dignas de mención.

Empecemos por las cervezas comunes, aquellas que puedes encontrar el en cualquier sitio. Parece que el mercado se lo reparten entre Sagres y Super Bock. La primera es del grupo Heineken y la segunda de Carlsberg y la distribuidora portuguesa Unicer. Son bastante normales, muy parecidas a la ‘cerveza común’ que podemos encontrar en España, pero entran muy bien fresquitas después de deshidratarte subiendo cuestas mortales en Coimbra o Sintra. Entre otras variedades, Super Bock cuenta con una stout y otra etiquetada como “de abadía”, que son las que más se veían en los supermercados.

En las dos semanas que he pasado por allí he visto que Portugal también está inmerso en la fiebre por la cerveza artesanal de producción local. En muchas de las ciudades por las que pasamos encontramos bares y restaurantes que anunciaban cerveza artesana portuguesa, y también las vendían en grandes supermercados. No me gusta demasiado hablar de qué bebo y qué no, ni mucho menos alimentar la ‘guerra’ entre defensores y detractores de ciertos tipos de cerveza, pero igual que he hablado de las dos grandes marcas locales de Portugal voy a mencionar las ‘pequeñas’ que también probé.

El primer contacto con la cerveza artesanal local fue en una cervecería de Oporto, en la que también tenían grifos de Boston Lager y de Punk IPA. Perdón por la calidad de imagen, pero no había apenas luz y mi móvil no da para más.

portugal1

Yo pedí Red Zeppelin, una IPA de la cervecera independiente portuguesa Musa (que casualmente se llama igual que una cerveza de Blue Mountain). Las otras, de izquierda a derecha, son Letra F, una IPA de Letra Cerveja Artesanal Minhota, y dos de la marca Sovina, de Oporto, en concreto la Baltic Porter y la de trigo. No sé si sería por las condiciones de almacenaje o por la propia cerveza, porque es la única vez que he tenido delante algo de esta última marca, pero la porter apenas tenía presión y la de trigo fue festival de espuma.

Mis compañeros de viaje y yo volvimos a pedir cerveza portuguesa en otra ocasión, esta vez en Lisboa. La carta de cervezas de ese local tenía Sagres, algunas cervezas belgas y unas cuantas cervezas portuguesas de Letra. Y este fue el resultado (más un ‘vinho verde’): dos red ale (Letra D), una pilsner (Letra B) y una belgian dark (Letra E).

portugal2.jpg

Como podéis ver, he enlazado las webs de todas las marcas de cerveza que encontré durante el viaje para que echéis un vistazo y valoréis por vuestra cuenta. Como ya he dicho en alguna ocasión, de las catas ya se encargan otros blogs con más criterio.

 

También te puede interesar: El triunfo de la cerveza ‘floja’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: