La cerveza en el ‘mercado paralelo’

Los reguladores antimonopolio de la Unión Europea han abierto una investigación a AB InBev. ¿Por el proceso de compra de SABMiller? No, por bloquear las importaciones de su propia cerveza.

La Comisión Europea informó este jueves de la apertura de una investigación a la cervecera relacionada con el ‘comercio paralelo’, según el cual los productos que son más baratos en un país se exportan a otro para su venta. De esta manera, las autoridades de competencia acusan a AB InBev de bloquear la entrada de cervezas más baratas de sus propias marcas en Bélgica.

“AB InBev podría estar siguiendo una estrategia deliberada para restringir el llamado comercio paralelo de su cerveza desde países menos caros, como Holanda y Francia, en el mercado Belga, más caro”, indicó la Comisión Europea en un comunicado del que se ha hecho eco la agencia Reuters. En concreto, la investigación se centra en si la cervecera está cambiado el envasado de sus productos para que sea más difícil de vender en otros países y si está restringiendo el acceso de los minoristas no belgas a los descuentos para evitar que importen cerveza más barata a Bélgica.

Si la investigación de la Unión Europea concluye que la compañía ha incurrido en una práctica restrictiva, AB InBev se enfrenta a una multa de hasta el 10% de su facturación global. Por su parte, la cervecera se ha limitado a señalar que está cooperando con la Comisión Europea y que no sería apropiado hacer comentarios sobre la investigación o sus posibles consecuencias.

Seguro que alguna vez habéis encontrado en el supermercado distintas ‘versiones’ de una misma cerveza (distinto envasado) con precios muy diferentes (por ejemplo, esa cerveza irlandesa). En un mercado único como la Unión Europea no tiene mucho sentido que se den estas diferencias, pero las grandes marcas cuentan con distintos centros de producción que producen a distintos precios por una razón tan sencilla como que tienen distintos costes de producción y distribución y distintos impuestos.

Al ser un mercado único y competitivo, los reguladores persiguen este tipo de prácticas para que no haya una discriminación entre los consumidores de los distintos países que forman la UE. Aunque luego en la práctica las cosas son muy distintas y todos sabemos que no se paga lo mismo por el mismo producto en un país que en otro (además de los costes de distribución, por supuesto).

 

También te puede interesar: ¿Por qué las cerveceras internacionales se están fijando en España?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: